lunes, 19 de abril de 2021

ESCALADA EN RIGLOS AÑOS 70

 

Riglos. Pany-Haus 1970. Pedrada en la boca. Abandonamos. Foto: Fernando Orús.


Aguja Roja (Riglos), cara Sur-Este 1971. Foto: Francis Tomas.


1971, con Valentín Asensio, tras hacer la primera repetición de la vía "Lisbona" en la cara oeste del Mallo Cored. 100 metros/V sup. Encordaje en As de Guías.

1973, cima del Puro. Con Gonzalo Prado, tras escalar la magnífica arista norte. 200 metros/ VIº. En el primer intentó el compañero Jaime Laguna se partió las dos piernas.


1974. Cara sur-este del Colorado. 100 metros/ IVº. Sin arnés. Foto: J.C Zapata.

1975, Filo del Cuchillo. 220 metros/ A2/ Vº. Foto: Alfonso del Corral.


1976. Circo Norte del Pisón. Apertura vía "Farreny" (muerto couloir de Gaube). 200 metros/ V sup. Hasta 2020 no se ha repetido (J.C Castaño)


Gonzalo Prado, primer largo vía Farreny. Nos costó diez horas. Me pareció más difícil que la Vía de Verano al Pisón. El último largo es el más difícil.

1977. Vía de los Diedros a la Peña Don Justo. 150 metros/ Vº. Instantes antes de caerme al fallar una presa. Foto Ángel López "Cintero". Sin consecuencias. El pitón aguantó.


miércoles, 14 de abril de 2021

PICO RIGÜELO 2.337 m. CARA SUR-ESTE. CORREDOR DIRECTO A LA CUMBRE URCINA-VALLÉS

 

Pico Rigüelo, corredor "Suizo" en traza roja. Ampliar imagen haciendo click. Foto tomada un mes más tarde de la apertura y con menor cantidad de nieve. El estrechamiento vertical ha perdido la nieve y es ahora una corta pared de roca que se supera por las rocas escalonadas a la izquierda del corredor (III)





Yo tendría quince (1971) años cuando Javier Urcina, alias "El Suizo" me llevó a estas montañas junto con el fallecido Antoñanzas. Mi nula experiencia en escalar la roca caliza impidió que pudiéramos subir ni una sola cumbre. Pero ni Javier, ni Antoñanzas me hicieron ningún reproche. Abandonamos y punto. Hoy, cincuenta años más tarde he escalado un corredor tieso y escarpado por la parte derecha de la cara sur. En la parte alta cogía casi 60º, una pendiente endiablada, y por suerte me he podido enganchar a una cresta paralela con magníficos agarres. El desnivel es de unos 350 metros y son imprescindibles dos piolets. El descenso, por un amplio corredor ha sido incómodo pues el sol calentaba la nieve y se me hacía zuecos (45º) 24 de marzo de 2021.  No he encontrado ninguna referencia de esta línea directa y elegante, de modo que dedico mi ascensión solitaria a mi buen amigo, que mucho me ayudó en la juventud, Javier Urcina "Suizo". Ala, valientes, a repetirla, ja, ja! ¡Nada de patinazos, eh!

Desde la cumbre del Rigüelo colosal Mallo Lecherines. Me ha costado unas cuatro horas y media desde el pueblo de Canfranc. 1.300 metros de desnivel. Bajaré en dos horas y media consiguiendo pillar el autobús. Acabo muy cansado.


Al fondo la LLena de la Garganta, el Aspe y el Lecherines occidental. Al empezar a bajar se me hizo zueco y resbalé. Pero instintivamente clave el piolet de la mano izquierda consiguiendo detenerme. Ufff... menudos cortados hay abajo.


Desde el refugio López Huici, en rojo corredor "Suizo". En amarillo el Mallo Lecherin. En verde ruta de descenso paralela a la cumbre rocosa del pico Rigüelo.

Javier Urcina Muñío "Suizo" con camiseta blanca. Lago de Pombie.




Javier Urcina "Suizo" con barba en primer plano.

viernes, 9 de abril de 2021

LLENA DE LA GARGANTA 2.599 m

Sobre la cumbre de la LLena de la Garganta 2.599 m, un tenue sol, el viejo payaso, apenas calienta los merengues gigantes de nieve congelada. 1 de abril de 2021, es una montaña con una sección exigente y delicada que tanto en verano como en invierno se cobra sus vidas, por resbalones o caídas de piedras. Ampliar imagen haciendo click.

Primer embudo 40/45º. Nieve helada en la mañana.


Los embudos de entrada, itinerario común, si se desea, con la subida al Aspe, cogen sus buenos 40/45º y en la mañana están bien helados. Crampones bien afilados. Paso firme y seguro. Algunos aquí perdieron la vida en este formidable tobogán.


Pasada la gran brecha la pendiente suaviza bastante. El karst de las "llenas" se pasa sin darnos cuenta. En verano esas hendiduras dificultan mucho la marcha.


Por esa lengua de nieve sobre un abismo rocoso la montaña escarpada nos ofrece una debilidad. Es un tramo ciertamente no apto para inexpertos pero a estas horas el sol ha enternecido la nieve y los hierros entran bien. Progresión segura.


Vaya, se me hace zueco en los crampones. Ocurre cuando el sol calienta la nieve y se pega al crampón. Es muy peligroso y causa resbalones, a veces con fatales consecuencias. Clavar bien empujando la pisada y estabilizando cada paso con el piolet. A la vuelta es un poco más difícil de bajar. Concentración. Es un trozo corto.



Oscar al final de la travesía ya llegando a un pequeño hombro.


Rampa tiesa y helada que será delicada de bajar. Aquí perdió la vida un joven guía que descendía esquiando. Ocurrió en 2012. Ha habido aquí varias víctimas mortales. Sin duda el hombre de la guadaña anda cerca. Pero los montañeros tenemos la jodida manía de ser malos clientes de las funerarias. Hay que joderse, ja, ja!


Llena de la Garganta 2.599 m. Al fondo el Bisaurín. Han sido menos de tres horas desde el fondo del Valle de Aísa. Para bajar pondremos los cinco sentidos. LLevámos cuerdas y estacas pero no las llegaremos a utilizar. Descenso en un par de horas. En Aísa tomaremos un consistente menú en el restaurante Igüer. Migas con huevo y costillas de cordero. Lo mejor del montañismo es comer y beber!


LLena del Bozo, LLena de la Garganta y Aspe.

miércoles, 7 de abril de 2021

NABAÍN (TOZAL DE SANTA MARINA 1.799 m) POR LA SENDA DE LOS CARBONEROS

 

Mirador de Jánovas, 740 m de altitud. Aquí arranca la Senda de los Carboneros que sube bastante directa hasta la cumbre del Tozal de Santa Marina 1.799 m también llamado monte Nabaín. 2 de febrero de 2021. Tiempo soleado y temperatura agradable. Serán tres horas y media de subida y dos horas para bajar. Ampliar imagen haciendo click. Al oeste los espectaculares estratos de la garganta del río Ara.

Senda estrecha bien marcada pronto inicia una fuerte subida en zig zag.



Ganamos pronto altura. Abajo se ve el pueblo de Jánovas.


Pasamos al norte y el monte es sombrío con pinos.


Roble majestuoso junto al sendero.

El bosque ya queda atrás. Al fondo el valle del Ara y Boltaña.
Acantilados al Este de la cumbre. Pronto nos juntamos con el sendero que viene de Ascaso. Los hitos señalizan bien la ruta. Excursión segura y sin peligro.



Tozal de Santa Marina 1.799 m. Al fondo el Monte Perdido.


Bellísimo paisaje dominando los valles del Sobrarbe. Es hora de bajar.


El descenso es rápido por el buen sendero que hemos remontado a la subida.


Estratos espectaculares de la garganta del río Ara. La Senda de los Carboneros es una ruta agradable de recorrer y con paisajes de gran belleza. Son más de mil metros de desnivel, doce kilómetros entre subir y bajar. Encinar muy bien conservado. Calcular unas siete horas en total. Muy recomendable el restaurante Bellosta en Fiscal.

viernes, 2 de abril de 2021

GARMO NEGRO 3.069 m

Al fondo a la izquierda el Garmo Negro de 3.069 m. Ampliar imagen haciendo click. Iniciamos la ascensión por un buen sendero que arranca a la derecha de un casetón (manantial) y llega a la majada baja de Argualas. Pronto comienza la nieve y nos ponemos los crampones. La nieve esta amistosa y progresamos con rapidez. 30-marzo-2021. Un largo flanqueo horizontal a la izquierda nos encamina a una canal diagonal.  Es una montaña de pendientes suaves en general. Requiere buena condición física. Ampliar imágenes haciendo click. Edu, Javier, Ángel y Jesús.

Pendiente pronunciada a partir de majada alta. Bordeamos hacia el sur una barrera de escarpes, seguimos ganando altura hasta que es posible pegar un quiebro en diagonal a la derecha. Embocamos entonces un gigantesco canalón que en esforzado ascenso nos permitirá alcanzar la hoya situada entre los picos Argualas, Algas y Garmo Negro.

Progresión diagonal hacia el collado.


Esta zona es de fuerte pendiente. No resbalar.



Con cuidado pues la pendiente es fuerte (45º) nos encaramamos en la arista sur del Garmo Negro, aérea pero sin dificultad, que nos deposita en la cima. Cuatro horas desde el Balneario de Panticosa. Para bajar emplearemos casi tres horas, parando a comer un poco. Piolet y crampones. En la foto se ven los tres montañeros de Ainzón. Los chicos están satisfechos y posamos en la cumbre con los picos del Infierno al fondo. Una jornada feliz con un agradable tiempo y una nieve amable y cómoda.

martes, 30 de marzo de 2021

ANETO 3.404 m. CORREDOR ESTASEN


2 años ya que intentamos escalar el Pico Aneto por el corredor de Estasen.
Gracias a un buen amigo(Rosali) me incluyeron el la actividad alpina, de ahí salió otro buen amigo (Jesús Valles) que compartimos el mismo entusiasmo y amor por la montaña. Preparándonos para escalar el corredor empezaron a caer piedras que se habían soltado de la arista pelada de nieve y que pudimos esquivar de Milagro, pero el miedo de entrar se quedó en el cuerpo. Decidimos subir por Coronas y no tentar a la suerte. Ese día seguramente salvamos la vida.

 28/3/21 conseguido. Pico Aneto por el corredor de Estasen.
Impresionante ruta para disfrutar de la montaña. Por los amigos por la montaña Salut!!!!

Oscar "Moskis"

Pendientes heladas en el cono de entrada del corredor Estasen al Aneto. 400 metros/45/55º. Ampliar imagen haciendo click. Hace dos años estuvimos a punto de morir aquí mismo cuando un desprendimiento de rocas cayó de lo alto. Pudimos esquivarlo. Nació una solida amistad con Oscar "Moskis"

Hemos superado la zona más estrecha y helada y aquí hay más nieve.



Nos vamos turnando. Nos costará cuatro horas desde el refugio Coronas hasta la cumbre. Son unos 1.500 metros de desnivel. Mejor con dos piolets.

La nieve aparece manchada con arena del Sahara.

Ya se ve la salida.


Nos hemos ido turnando. No es difícil pero requiere atención. Subí este bello  corredor en 2002 y es sin duda uno de los mejores del Pirineo. Casi todos los alpinistas lo han recorrido, al menos una vez. Es inolvidable este corredor Estasen (alpinista catalán)



Salida a la brecha. 55º.


Unas rocas fáciles y una cómoda arista de nieve nos conducen a la cumbre del Aneto.


Ya se ve la cruz de la cumbre y la Virgen del Pilar. El descenso va rápido y sin dificultad por el Paso de Mahoma. La sorpresa es que para descender el Collado de Coronas hay un escarpe de unos 30 metros con la nieve helada. Un tramo peligroso (60º)


Oscar y Jesús. Iniciamos nuestra ascensión en el Plan de Senarta (Valle de Benasque) y bajaremos caminando tras recoger nuestro equipo de vivac en el refugio de Coronas. En total hemos de contabilizar unas doce horas de actividad.