jueves, 26 de marzo de 2020

PEÑAZUELA TRAIL. CAMINATA ROMPEPIERNAS

Olivos centenarios en el barranco de la Peñazuela, Ainzón (Campo de Borja) 27 de febrero de 2020 preparando la media maratón que tendrá lugar el 22 de marzo.  Están asilvestrados y semi abandonados. Ampliar imagen haciendo click

Se sale de Ainzón y se remonta el barranco seco, a causa de los pozos que se hicieron hace treinta años para poner algunos viñedos en regadío. Ya no corre el agua.

Se han convertido en un hábitat naturalizado de gran belleza.

Chopos autóctonos (cabeceros)

Almendros, pinos y encinas. Serán unos 23 kilómetros con un desnivel acumulado de 400 metros. Belleza rural en el Campo de Borja.

La traza se interna en sombríos pinares.

En ocasiones se transcurre por el orillo de las viñas.

Campo de almendros de Don Alejándro Cruz Tabuenca. Se aprecia un roble del Pirineo que fue sembrado con bellota. Coscojos y algunas encinas embellecen el paisaje que José Gracia conoce bien por su profesión y aficiones.

La trail es exigente y se tardan unas cinco horas a muy buen paso. Es un sube y baja sin cesar. Menudo rompepiernas ¡Que se preparen los corredores, ja, ja!

martes, 24 de marzo de 2020

SOLANA DEL ARA. YEBA-GARGANTA DE SAN MARTÍN. RUTA CIRCULAR

Garganta de San Martín de la Solana, valle del río Ara. Es la parte de mayor intensidad paisajística y telúrica de esta hermosa ruta circular que iniciaremos en el desvío carretero señalizado "San Martín de la Solana" 12 de febrero de 2020. Cielo despejado y buena temperatura. Ampliar imagen haciendo click.

Pista arriba encontraremos pronto la senda balizada G.R destino "Yeba" bien trazada y que nos conduce a las ruinas de Villamana, casi engullidas por la maleza.


Caminando entre los pinos.


Camino amurallado, repoblación de pinos.




Campol. Aquí hemos de abandonar la senda G.R tomando una carretera asfaltada que en suave ascenso nos conduce al collado divisorio superior situado más al oeste donde ya divisaremos las montañas del grupo de Monte Perdido. Esta carretera nos llevará en 30 minutos a Yeba. No seguir la G.R pues baja hacia la garganta.

Collado divisorio superior con la Peña Cuta, posiblemente la roca más hermosa de la provincia de Huesca. Desgraciadamente ha sido mancillada y degradada por los infames taladradores, incapaces como siempre de contener su voracidad equipadora. Insensiblemente, algunos de los compañeros del grupo expresan su aprobación por esas chatarras relucientes que afean la pureza de esta inmensa y a la vez coqueta y preciosa muralla. A menudo nos quedamos en las fotos, la literatura y los tópicos. Sin conectar con lo esencial. Como hemos perdido el vínculo con el entorno nos volvemos incapaces de percibir la tremenda pérdida de sagrada Naturaleza que representan esas hileras de parabolts.


Nuestro grupo senderista. Toño Rapún, Marisa, Chema, Jesús, Paco y Toño Bergua.


Carretera y línea eléctrica, cómo no, para un pueblo que está deshabitado casi todo el año. Es así como 33.000 aves rapaces mueren electrocutadas o por colisión cada año en España. La Diputación Provincial de Huesca es la responsable de esta masacre.

Reloj de sol en Yeba.
Regresamos carretera arriba para a los 20 minutos tomar una pista al este que nos lleva a la Collata Yeba. Estupenda perspectiva. Caseta sucia y sin puertas. Aquí pillamos hacia sur el espectacular camino de la Garganta de San Martín.

Hay que recorrerlo para disfrutar el encanto del torrente entre las peñas y acantilados.
Tremenda garganta.

Hotel en San Martín de la Solana. Chiqui y Chucky han disfrutado, jugado y correteado.

Abandonamos San Martín por un sendero bastante marcado que desciende por un espolón en dirección sur y que en 45 minutos nos deposita en la caseta  junto a la carretera nacional, 10 minutos a pie del desvío de San Martín donde hemos comenzado por la mañana. Han sido 25 kilómetros y siete horas de divertida caminata. 

sábado, 21 de marzo de 2020

FUNDACIÓN PARA EL ROBO Y EXPOLIO DE LOS QUEBRANTAHUESOS

Prosigue el asalto a los nidos por parte de los socios y trabajadores de esta siniestra empresa dedicada a la manipulación y comercialización de los quebrantahuesos del Pirineo aragonés. Centro de encarcelamiento en jaulas de hierro y cemento donde los pollitos crecerán acompañados por una siniestra marioneta, alejados de sus progenitores y lejos de las montañas. Es imposible, está destinado al fracaso, pretender proteger a UNA sola especie. La única protección eficaz es cuando se protege a TODAS las especies, y mientras las líneas eléctricas crucen todos los horizontes, 33.000 aves rapaces morirán cada año electrocutadas o por colisión con los tendidos. Expoliados sus nidos, los quebrantahuesos ya no vuelven a nidificar allí. Los cebaderos consiguen que estas aves abandonen la costumbre de romper huesos. Un desastre. Centro Natural de La Alfranca. Ampliar imagen haciendo click.

jueves, 19 de marzo de 2020

CALCENA-VALDEPLATA-PEÑA DE LOS MOROS-CUEVA DE LAS GRALLAS

 De camino a Calcena hemos desayunado en Morata de Jalón. Luce un sol espléndido y queremos retirar la cuerda de plástico, rota, que dejamos como pasamanos en la subida a la Peña de los Moros. También reforzaremos la instalación para garantizar su eficacia. Marzo de 2020. Ampliar imagen haciendo click.


Pintoresco Cañón de Valdeplata, a una hora de camino desde Calcena, dirección Talamantes. Esta roca nos recuerda los moais de la Isla de Pascua. Es el santuario de buitres más importante de la provincia de Zaragoza. Está adscrito al parque natural del Moncayo y la escalada está prohibida. Un lugar inolvidable.



En lo alto de la cara noroeste de la Peña de los Moros encontramos las ruinas de una paridera. Por unas fajas herbosas y una corta canal llegamos a una gran repisa herbosa. Una diagonal de derecha a izquierda está equipada con un pasamanos de 15 metros de longitud, anclado a cuatro clavijas y un arbusto sólido. Necesario arnés y material básico de aseguramiento. Desaconsejado con lluvia o mojado.

Mis compañeros Chon y Oscar suben la vira rocosa bien asegurados.


Peña de los Moros 1.782 m. Unas tres horas desde Calcena. Al fondo el monte de la Tonda. Cima aérea y azotada por el viento. Gran panorámica. Inolvidable.

 Es hora de bajar. Me sitúo en el inicio del pasamanos y mis compañeros bajarán bien asegurados retirando la cuerda de plástico rota y acondicionando el pasamanos. Las maniobras han de hacerse con precisión y seguridad total.


 Línea de seguro al pasamanos y encordamiento de escalada. Donde hay cortados todas las precauciones son pocas. Mi lema es: cero accidentes.

Ya cerca de Calcena, encima y al norte del camino, a unos 25 minutos, podemos visitar la espectacular Cueva de las Grallas. Tremenda, impresionante. Inolvidable. Nos despedimos por un tiempo de la Cara Oculta del Moncayo y sus solitarias estribaciones y barrancos. Vienen ahora tiempos de incertidumbre que habremos de afrontar fortaleciéndonos con el recuerdo de nuestras aventuras entre estas peñas y barrancos salvajes y maravillosos donde nos hemos sentido felices y libres.

lunes, 16 de marzo de 2020

ORLATO-GABARDIELLA-LAS PAULES-SUESCÚN. CIRCULAR

Collado de las Paules, el más grande y extenso de Huesca. Se encuentra entre los montes Gabardiella al norte y Matapaños al sur. 25 de febrero de 2020. Las grullas están pasando ya. El invierno se acabará pronto. Ampliar imagen haciendo click.

Collado Pardina de Orlato, accesible desde la Guarguera o desde Belsué. Inicio senda ascenso al monte Gabardiella. Hito, senderito y banderitas verdes. Ampliar imagen haciendo click. Un poco a la derecha y la senda se dirige hacia el S.S.O Ya no la perderemos hasta que lleguemos a una bifurcación que sube hacia el S.S.O en dirección a la Sierra de la Gabardiella.

Desvío hacia la cumbre. Hito y banderitas verdes. El otro camino acaba perdido en un bosque intrincado e intransitable. Más adelante trepa hacia el oeste entre encinas y bojes. Se sigue bien. Tortuoso y enrrevesado. Hitos.

Hitos y peñas, fuerte subida.

Collado con pradera. Nos internamos entre los pinos. Fuerte zig-zag hasta la cumbre. Dos horas desde el Collado Pardina de Orlato.

Sierra Gabardiella 1.697 m

Buitres.

Mirada hacia atrás (norte) descendemos cresteando.

Seguimos cresta abajo muy cerca del filo.

Bajamos a un colladito y después remontamos cresta pero el camino llanea y desciende hacia el S.E en busca de un hombro despejado. Más al sur, cerca, ya estamos en el enorme e impresionante Collado de Las Paules.

En el grandioso collado buscamos hacia el este una pista que nos llevará al Mesón de Suescún. Es una pista larga y tortuosa. Nos llevaría al sur de Vadiello pero la dejaremos hacia el N para enfilar dirección Collado Pardina de Orlato.


Giro hacia el N.E, tomamos ahora la G.R bien señalizada.

Seguimos dirección Nocito.

Suescún es un caserío en ruinas. Se atraviesa antes un arroyo con buen agua para beber. Seguimos por muy buen camino, limpio y con marcas de pintura.

En esta bifurcación cogemos dirección Orlato. Ya no hay marcas pero si hitos. 

Bella sabina. Hermoso sendero que cruza barrancos en la ladera oriental de la Sierra Gabardiella que, por error, remontamos la semana pasada.

Ampliar imagen haciendo click. Fue terrible, casi no podemos salir al final. Es muy pendiente e impenetrable con murallas de vegetación infranqueable. No recomendable.

Tranquilo y apacible seguimos hacia el norte.

Guara soberbia. LLegamos al Collado Pardina de Orlato. Serán casi 22 kilómetros con 1.200 metros de desnivel. Siete horas y media. Toño Rapún y Jesús. Circular exigente y larga pero de gran belleza y variedad de paisajes.