martes, 24 de marzo de 2020

SOLANA DEL ARA. YEBA-GARGANTA DE SAN MARTÍN. RUTA CIRCULAR

Garganta de San Martín de la Solana, valle del río Ara. Es la parte de mayor intensidad paisajística y telúrica de esta hermosa ruta circular que iniciaremos en el desvío carretero señalizado "San Martín de la Solana" 12 de febrero de 2020. Cielo despejado y buena temperatura. Ampliar imagen haciendo click.

Pista arriba encontraremos pronto la senda balizada G.R destino "Yeba" bien trazada y que nos conduce a las ruinas de Villamana, casi engullidas por la maleza.


Caminando entre los pinos.


Camino amurallado, repoblación de pinos.




Campol. Aquí hemos de abandonar la senda G.R tomando una carretera asfaltada que en suave ascenso nos conduce al collado divisorio superior situado más al oeste donde ya divisaremos las montañas del grupo de Monte Perdido. Esta carretera nos llevará en 30 minutos a Yeba. No seguir la G.R pues baja hacia la garganta.

Collado divisorio superior con la Peña Cuta, posiblemente la roca más hermosa de la provincia de Huesca. Desgraciadamente ha sido mancillada y degradada por los infames taladradores, incapaces como siempre de contener su voracidad equipadora. Insensiblemente, algunos de los compañeros del grupo expresan su aprobación por esas chatarras relucientes que afean la pureza de esta inmensa y a la vez coqueta y preciosa muralla. A menudo nos quedamos en las fotos, la literatura y los tópicos. Sin conectar con lo esencial. Como hemos perdido el vínculo con el entorno nos volvemos incapaces de percibir la tremenda pérdida de sagrada Naturaleza que representan esas hileras de parabolts.


Nuestro grupo senderista. Toño Rapún, Marisa, Chema, Jesús, Paco y Toño Bergua.


Carretera y línea eléctrica, cómo no, para un pueblo que está deshabitado casi todo el año. Es así como 33.000 aves rapaces mueren electrocutadas o por colisión cada año en España. La Diputación Provincial de Huesca es la responsable de esta masacre.

Reloj de sol en Yeba.
Regresamos carretera arriba para a los 20 minutos tomar una pista al este que nos lleva a la Collata Yeba. Estupenda perspectiva. Caseta sucia y sin puertas. Aquí pillamos hacia sur el espectacular camino de la Garganta de San Martín.

Hay que recorrerlo para disfrutar el encanto del torrente entre las peñas y acantilados.
Tremenda garganta.

Hotel en San Martín de la Solana. Chiqui y Chucky han disfrutado, jugado y correteado.

Abandonamos San Martín por un sendero bastante marcado que desciende por un espolón en dirección sur y que en 45 minutos nos deposita en la caseta  junto a la carretera nacional, 10 minutos a pie del desvío de San Martín donde hemos comenzado por la mañana. Han sido 25 kilómetros y siete horas de divertida caminata. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario