lunes, 15 de octubre de 2018

PICO PALAS 2.974 m


21/22 de septiembre 2018. Desde La Sarra (1.400 m), encima de  Sallent de Gállego, hemos caminado casi tres horas hasta el más alto de los ibones de Arriel, 2.200 m. La temperatura ha sido agradable y hemos vivaqueado sin tienda de campaña. El hornillo es muy de agradecer para preparar la cena y el desayuno. Temprano a la mañana salimos hacia el Palas por la ruta Ledormeur, la más sencilla (II) siguiendo los hitos y trazas bordeando por la izquierda un farallón vertical. Al llegar a la base de la cara sur seguir una vira en diagonal de izquierda a derecha, más sencilla que la canal indicada con marcas rojas. Se sale a una terraza horizontal y volviendo hacia la izquierda nos introducimos en la acogedora y sencilla chimenea Ledormeur.

Al principio es un poco vertical pero con un anclaje de seguro y buenos agarres.

Luego ya se hace muy fácil y pronto salimos a un hombro donde arranca un senderito de tierra, hierba y bloques inestables que requiere atención. La traza pasa a la vertiente oeste, sobre los lagos de Arremoulit y por una canal se alcanza la cima del Palas. Tres horas desde los ibones de Arriel, seis horas desde La Sarra. Unos diez metros a la izquierda de la ruta hemos encontrado excrementos de la perdiz nival. Ayer, en el barranco de Arriel vimos un tritón pirenaico. Es una buena noticia constatar que los Pirineos todavía están vivos a pesar de que este sector no está "protegido" y no es parque natural. Ampliar las imágenes haciendo click.

Al fondo el Balaitous, la Torre Cadier y las Frondiellas.


Montañeros catalanes han subido por la arista de los Geodésicos desde Arremoulit.


Con Eduardo Viñuales, naturalista, escritor y fotógrafo de naturaleza.


De bajada me doy un baño en las no demasiado frías aguas del ibón superior de Arriel. Nuestra perrita Chucky se quedó atada al pie de la cara sur. Los tres descendemos al valle tras recoger nuestro equipo. Necesitamos casi tres horas para el descenso hasta La Sarra.

miércoles, 10 de octubre de 2018

PEÑA DE LOS MOROS (VALDEPLATA)

La Peña de los Moros se encuentra en la margen izquierda del Cañón de Valdeplata (Calcena) y hemos llegado desde el pueblo de Talamantes por el Collado del Campo. 16 de septiembre de 2018. Ampliar foto haciendo click. En la cara norte (en sombra) se encuentra una pared restos de una paridera y una pequeña vaguada herbosa bastante inclinada. Un escarpe empinado de quince metros de altura ofrece una debilidad por una repisa de derecha a izquierda (III sup) que hemos equipado con una cuerda fija reciclada, asegurada con tres clavijas. Las vistas sobre el Cañón de Valdeplata son de gran belleza y perspectiva. Hemos erigido un hito en la cima. No apreciamos ningún resto ni vestigio humano. Enfrente, en los acantilados de la Plana de Valdeascones, los buitres calientan su cuerpo antes de echar a volar.

Al este de la Peña de los Moros se encuentra el barranco de Valdepino con sus formas erosionadas y atormentadas de color ocre y violeta. Un laberinto geológico de fuerte belleza cromática en unos relieves tan escarpados como endebles. Esas formaciones se rompen y desmenuzan con la mano pues están compuestas por margas que un ocasional bloque rocoso ha preservado de la erosión. La zona bien se merece un día de caminata y trepadas por esta fascinante Cara Oculta del Moncayo.

Regresando a Talamantes con el Moncayo al fondo. Han sido casi ocho horas de excursión dura y exigente. El calor y los mosquitos imponen su ley. El agua de la cantimplora se me acabó antes de lo previsto y los pequeños arroyuelos no son de confianza. Por suerte Javier y José llevaban una buena provisión de líquido.

viernes, 5 de octubre de 2018

VENTANA DE COLLARADA, LA MÁS GRANDE DEL PIRINEO

El conde Russell dejó escrito que "a través de la ventana de Collarada se ve el ibón de Ip y las nubes que pasan". Jean Arlaud aseguró que "no hay otra igual en todo el Pirineo". Ampliar foto haciendo click.

La Ventana de Collarada está justo al norte del pico Collaradeta. Hay que acercarse a la cresta sobre el ibón de Ip y entonces la descubrimos. Una maravilla geológica de la Naturaleza. Ha sido una ruta circular muy larga. Hemos salido de Acumuer por el Valle del Aurin y nos hemos desviado hasta el Collado de La Espata. Por la ruta de "La Puyada" hemos llegado al Collado de Ip y a la cima del Collarada. Después atravesamos hacia el este y llegamos por fin a la famosa ventana. (siete horas desde Acumuer). Proseguir hacia el este, karst de Peña Nevera y descender al ibón de Bucuesa por la Brecha Somola Alta y el Corral Blanco, bajo los Cuchillares de Bucuesa. Bordeando el ibón por el oeste cogemos la Canal de Güerrio y el Circo de Canals. Más abajo está la pista para regresar a Acumuer. Han sido 12 horas, 34 kilómetros y unos 2.200 metros de desnivel acumulado.

Jean y Pierre Ravier han explorado, y escalado, estas sierras calcáreas. La ventana de Collarada no les pasó desapercibida. Personalmente siempre me ha parecido demasiado expuesto y arriesgado subir justo encima sin la seguridad de una cuerda ya que por ambos extremos, el acceso al arco presenta dificultades y el riesgo de morir despeñado.