jueves, 23 de marzo de 2017

GUARA OESTE.SOLEDAD Y DUREZA

Entre Nueno (al fondo) y Sabayés, recorremos una carreterita solitaria. Nos despedimos del Pico Gratal que ya no volveremos a ver hoy pues vamos a adentrarnos en las soledades, y dureza, de la Sierra de Guara, sus estribaciones y barrancos. Vanessa me ha dejado en el desvío a las 08:45 h.

Monte Tiacuto, sobre Santa Eulalia de la Peña, casi 1.300 m. Allá vamos.
Fuerte subida desde el mirador panorámico.

Excelente mirador. Desde Tiacuto sí que se vé Gratal! Una pareja de montañeros de Huesca, Carlos y Consuelo ha subido desde Santa Eulalia en una hora. Yo he invertido dos desde Nueno.

Estoy caminando hacia el norte por una pista solitaria con hermosas panorámicas sobre el Salto de Roldán y otras sierras al oeste del Tozal de Guara. Es la región del Flumen (río, en latín)

He encontrado una traza con desviación hacia el embalse de Cienfuens. Curiosa sima que me abstengo de explorar pues voy pillado de tiempo y tengo que correr para estar a las 18:00 h en el alto del Monrepós donde me recogerá Vanessa. Hoy desisto de llegar a Nocito.

Esta ladera me va a llevar a la cola del embalse de Cienfuens.

Un rústico puente nos permite salvar el río Flumen, aquí profundo y abarrancado.

LLaneando al oeste llegamos a Belsué. Despoblado pero restaurado y señorial.

Me la juego y tiro hacia el este, a la Pardina de Ascaso donde espero encontrar un sendero directo hasta el Alto de Monrepós. Caminamos deprisa por la G.R 1.

Pardina de Ascaso. Después de cruzar el Flumen tres veces tengo que renunciar. Una selva de maleza y pinchos ha engullido la senda, en el caso de que la hubiera (figura en viejos mapas de la Alpina), ahora es de muy laborioso y fatigoso seguimiento. Arriesgué y he perdido. Ahora toca correr y regresar a Belsué. Por pista de asfalto llegaré al viejo túnel de la Manzanera y por la carretera abandonada tendré que apretar para estar en el Alto de Monrepós a las 18:00 h. En total abremos recorrido, Chucky y yo, 34 kilómetros, con 1.300 metros de desnivel acumulado. Casi diez horas de excursión.

En toda la caminata no he dejado de ver líneas eléctricas por todas partes, inútiles, absurdas y letales para las aves del Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara.

miércoles, 15 de marzo de 2017

PEDRO ARROJO Y "EL GRAN ENGAÑO"

El vídeo presentado por el diputado de PODEMOS promueve la desobediencia masiva de los vecinos de Zaragoza, aconsejándoles que NO paguen el impuesto por la contaminación del agua implementado por el Gobierno de Aragón para financiar la construcción de las depuradoras de aguas residuales en la comunidad autónoma. En la práctica, Pedro Arrojo, se dedica a boicotear cualquier mejora ambiental con sus falsas alegaciones. Pedro Arrojo les niega a los zaragozanos el agua de calidad procedente de los Pirineos con excusas y inexactitudes, ocultando que los agricultores que se aprovechan gratuitamente de esas tierras (fueron expropiadas y pagadas hace ya sesenta años),  no viven en Artieda sino en Sangüesa y Pamplona. Además, el recrecimiento sólo inundará unos campos de colza y una granja de cerdos, ninguna "catástrofe ambiental". YESA NO favorece a las multinacionales del agua embotellada que perderán UN MILLÓN de clientes cuando el agua del Pirineo llege a los hogares de Zaragoza y su contorno.
Resulta sorprendente que el señor Arrojo nunca hable de que las multinacionales del agua embotellada están comprando los mejores manantiales de Aragón. Lo más sorprendente de este "ecologista" es que propuso como alternativa al recrecimiento de Yesa (11 metros), la construcción de ocho nuevos pequeños embalses (!!!)  Las proyecciones de este catedrático emérito de análisis económico son absolutamente fantásticas. En el vídeo de Ecologistas en Acción aparece una alcaldesa del valle de Benasque asegurando que "la depuración de las aguas residuales entre Sen Arta y Sahún costaría entre 30.000 y 40.000 euros con un sistema de plantas y flores.." Arrojo sostiene esta valoración tomando como referencia la "depuradora" construída por el ayuntamiento de Fabara (Zaragoza). Pero ni la depuradora de Fabara es tal- se trata de una rústica decantadora- ni Fabara es el Pirineo, donde el frío y la nieve se imponen durante tres meses al año y la orografía es difícil y compleja. Una estimación prudente orienta hacía CUARENTA MILLONES DE EUROS el coste de la depuración de las aguas residuales del valle de Benasque, o sea, mil veces más. Desde este blog apoyamos a la Confederación Hidrográfica del Ebro para que sancione a los ayuntamientos que vierten las aguas residuales sin depurar. Ya vale de cochinadas, bien que se gastan el dinero en otras inversiones. Lo primero es lo primero. ¡A depurar!


Durante su exposición, el diputado de PODEMOS, se refirió constantemente a sus visitas y reuniones con distintos fiscales, pero omitió cuidadosamente referirse al fiscal Emilio Valerio, el fiscal que judicializó y paralizó el recrecimiento de Yesa. Pedro Arrojo no lo mencionó en absoluto. La razón es que el fiscal Emilio Valerio, que acusó de graves delitos ambientales a los funcionarios y técnicos relacionados con el recrecimiento de Yesa, ha sido expulsado de la carrera judicial. Por lo visto tenía otros intereses además de los puramente ambientales..
YESA NO poco tiene que ver con el ecologísmo. Responde a otros intereses. Los de YESA NO nunca han puesto la menor objeción a la construcción de la autovía Pamplona-Jaca, obra cuyo impacto ambiental es dramático toda vez que aislará para siempre a la fauna de los Pirineos.

70.000 VISITAS

domingo, 12 de marzo de 2017

TOSQUERA 1.950 m - PACINO 1.970 m. EL ORIGEN DE CHUCKY

Peregrinar a las montañas santuario donde nació nuestra perrita Chucky. Estamos cerca, al sur, de la cordillera principal. Macizo pastoral sobre los 2.000 metros. Pico Tres Hombres, la Tosquera y el Pacino. Estos dos últimos subiremos hoy con José Luis el andorrano, Edu y Sara, disfrutando de las cabriolas y arrumacos de esta princesita de los Pirineos. Ella es tensina, sallentina, y de alguna manera, percibe que ha estado por allí. Esas montañas le son familiares, ¡y tanto, nació allí!

El hayedo de Sallent ya quedó abajo y ganamos el collado que nos dará vistas a los puertos de la Partacua. Chucky, con siete meses, ya es es una experta montañera y sigue la traza sin dudar. Edu nos fotografía desde lejos.

Sara, la experta pirineísta, demuestra su buena condición física. Sin raquetas, ni crampones! Al fondo los macizos Argualas-Infiernos.


Monte Tosquera, 1.950 m. Lejana, al este, la Tendeñera.


Pico Tres Hombres (Formigal). Según el veterinario que me la trajo, allí nació Chucky.


Sara expresa su alegría. Detrás los Mallarruegos y los Ferreras (Panticosa)


Chucky se siente entre amigos.


Fotos para el recuerdo de un bonito día en los Pirineos.



Marisa, una guipuzcoana.

Ya son más de veinte años de amistad.





Camino hacia el Pacino.

Travesía entre collados Tosquera-Pacino.

Chucky en el monte Pacino, 1.970 m (Sallent de Gállego)


Macizo Argualas-Infiernos al fondo. Fotografiado por unos montañeros vascos.


Es hora de bajar. Chucky como siempre corretea y juega en la nieve simulando atacarme.


Edu, autor de casi todas las fotografías, y Sara, tiran ya para abajo camino de la carretera. José Luis necesita emprender dieta. Asegura que "el lunes empiezo", ja, ja, ja!

martes, 7 de marzo de 2017

POSETS 3.375 m

Por David Martínez (Barcelona)

Partiendo desde Barcelona, David y Adrián, esta vez para coronar el Posets, con 3375m de altitud, segunda cumbre más alta de nuestros más preciado Pirineo. Nos reunimos en Eriste con los demás miembros del Club Alpino Europeo, Raúl de Huesca y Jesús Vallés de Sabiñanigo para iniciar la marcha hacia el Refugio Angel Orús, donde pernoctaremos y disfrutaremos de un buen rato entre camaradas y compañeros de cordada, observando las blancas montañas y el vasto valle en el que nos encontramos.
El sol se empieza a poner y nos preparamos para una rica cena elaborada por Chema, el guarda, un hombre un poco serio, pero sin duda un buen cocinero.
La noche ya se acerca y el cansancio empieza a notarse, el gran día se aproxima...
Nos levantamos a las 5.30 h y desayunamos como dioses para atacar al gran coloso con fuerzas. Partimos a las 7.00 h desde el refugio y coronamos cima en tan solo 3h 40min! Todo un éxito, pero sin olvidar que lo más importante es disfrutar de la compañía, de los grandes parajes y grandiosas montañas que nos rodeaban. La ascensión empezó con los cielos cubiertos, bajas temperaturas y un suave viento, pero a lo largo de la mañana, el día mejoró y el sol nos acompañó hasta el final de la aventura. Todo transcurrió sin incidentes, cansados pero siempre realizados y con un espíritu elevado.

Entrada Canal Fonda.
 

David y Raúl. Al fondo Adrián.


Collado del Diente.
 

Arista cimera, muy fácil.


Posets 3.375 m.
 

Día desapacible y frío.


Es hora de bajar.
 

Buena traza.
 

Perdemos altura con rapidez. Al refugio y de vuelta a casa.

jueves, 2 de marzo de 2017

TENDEÑERA 2.853 m. INTENTO APERTURA CORREDOR S.E



La flecha azul indica el corredor (oculto) de la cara S.E  La flecha roja indica el punto alcanzado, 2.500 m, aprox.
Si la arista S.O se ponía muy vertical teníamos la opción de pasarnos a la ruta nº 16, bastante más sencilla.


Relato de Antonio Megía
Alpinista. 
 



Nos disponemos Jesús Vallés y yo a intentar ascender el pico Tendeñera por su cara sur, en concreto por un corredor que hay oculto en la parte oeste de dicha cara. A las 7 h comenzamos la caminata en Linás de Broto con buena temperatura, buen ritmo y nieve dura, y en menos de dos horas estamos en la cabaña de Sorrosal (La Faja), avanzando ya con los crampones puestos. Tras una breve parada proseguimos en dirección N.O en busca del misterioso corredor, del que no hay constancia de que nadie lo haya subido.

El sol calienta con fuerza y la nieve comienza a estar blanda. Para llegar hasta la base hemos de gastar muchas energías y tiempo, por ello, al llegar al ibón colmatado de Soaso nos planteamos desistir de nuestra exploración y encaminarnos a la ruta normal, más fácil y asequible. Esa hubiera sido mi opción en caso de ir solo, pero aprovechando que voy con un buen "guía", prefiero intentar esta nueva ruta, un desafio de mayor compromiso alpino. Pero llegar al pie del corredor, barrido por los aludes, resulta duro y fatigoso pues nos hundimos hasta la rodilla y cada paso cuesta lo suyo.



Por fin nos internamos en el empinado corredor aprovechando la nieve más dura de una reciente avalancha. Nos inquieta la barrera rocosa pero confiamos en que podremos superarla por algún vericueto. La pendiente se incrementa, 55/60º, y la sensación de riesgo de aludes es palpable. Hace calor y el agua corre por las rimayas. La nieve apenas tiene consistencia.


Pruebo por una lengua casi vertical por la derecha, pero está colgada, con la base descarnada.

Jesús examina otra opción, por el centro, y chequeando una travesía por una placa compacta, imposible de proteger. Tampoco encontramos un lugar seguro donde quitarnos los crampones y poder encordarnos. Las rimayas se parten y con este calor todo podría venirse abajo y sepultarnos.

Por la izquierda la rimaya se hace más frágil, la nieve se empina a 70º y el abismo nos impresiona haciéndo que nuestra percepción sea de inseguridad y peligro. No se vé nada evidente por arriba y volvemos a la primera opción, el canalizo de la derecha. Pero entonces, al pisarla de nuevo, la rimaya se me rompe y cae una masa de nieve como un contenedor de reciclaje que le pasa rozando a Jesús.  Si lo llega a pillar lo hubiera arrastrado hasta abajo. "Es una señal de advertencia" le grito. Consultamos el reloj y son cerca de la una. Aunque consiguieramos superar la barrera de roca todavía nos quedarían más de 300 metros de terreno desconocido hasta la cima. Se nos podría hacer de noche. Nuestra única opción sensata es bajar.  De acuerdo, renunciamos al corredor, pero estamos satisfechos, esto es demasiado peligroso y además ya se ha hecho tarde.


Tras bajar unos 200 metros atravesamos en horizontal por una banda de nieve bajo la escarpada cara sur de Tendeñera. La progresión horizontal es de lo más penosa, vaguadas y ondulaciones nos ralentizan más de una hora para alcanzar el collado que da acceso al pico de Otal. Hartos ya de la nieve tomamos la gran canal de avalanchas por donde discurre la ruta normal y bastante fatigados alcanzamos el ibón colmatado y la cabaña. Haremos un breve refrigerio y todavía penosamente descendemos por la hermosa cascada hundiendonos bastante hasta la penumbra del bosque y la cabañera. A partir del puente la nieve vuelve a estar helada, dura, y con rapidez, sobre las 16:30 h llegamos al aparcamiento del río Sorrosal en Linás de Broto.



Ha sido una intensa y exigente actividad, física y mental, que nos ha puesto a prueba a los dos. Cada paso nos ha costado un esfuerzo y cada momento ha tenido su vivencia y su disfrute. La cima, esa meta tan ansiada, ha sido hoy un elemento secundario comparado con la complejidad del escenario que hemos tenido que afrontar. Una retirada a tiempo puede ser una gran victoria. Nuestro "fracaso" ha sido pues hermoso y la montaña ha estado hoy desdeñosa y antipática con nosotros. Por eso nos volvemos a mirarla y pensamos en silencio "qué preciosa eres Tendeñera"