viernes, 11 de agosto de 2017

ESCRITO A LA FISCALIA DE MEDIO AMBIENTE DENUNCIANDO AL AUTOR O AUTORES DE LA MUERTE DE LOS CUATRO LOBOS



ESCRITO A LA FISCALIA DE MEDIO AMBIENTE DE ZARAGOZA

Jesús Vallés Gracia, con D.N.I nº 17.431.828 J, domiciliado en c/ Sánchez Ventura nº 35, 22600 Sabiñánigo (Huesca). Teléfono 606077523, e-mail: perroderroca@hotmail.es COMUNICA:

Que entre los meses de marzo y abril del presente año, en la vertiente oeste de la Sierra de Alcubierre,  término municipal de Zuera (Zaragoza), el testigo “D”, residente en la zona y dispuesto a declarar bajo anonimato, observó, durante un paseo por el campo a una manada de cuatro lobos que se escondieron al instante no consiguiendo fotografiarlos.  Transcurridos unos días regresó al lugar al atardecer con intención de fotografiarlos y volvió a ver a los lobos aunque ya solo eran dos y se escondieron en el pinar rápidamente y tampoco consiguió fotografiarlos . En otra inspección del lugar ya no vio a los lobos pero sí encontró los restos de un corzo devorado. Como en esas fechas ya se estaban produciendo ataques  nocturnos a las ovejas el testigo “D” telefoneó al SEPRONA de la Guardia Civil de Zuera quienes lo derivaron a  la de Tauste. Posteriormente telefoneó a la asociación naturalista de Aragón, ANSAR que no se interesó por el avistamiento de los lobos.  El 21 de julio el testigo “D” se topó con un lobo solitario cerca de Perdiguera, reparando en su comportamiento anormal pues no huía ante la presencia humana. “D” lo achaca a la desesperación del lobo que ha perdido a su manada.
Señor Fiscal: coincidiendo con el relato del testigo “D” he recibido dos correos electrónicos en términos jocosos y de burla en los que el remitente F.S,  se jazta de que “ya llegáis tarde, ya no quedan lobos” o “me siento feliz por que ya no está el lobo (3 lobos en realidad), pues valen más 300 ovejas y el monte vuelve a ser seguro para las personas y los ganados”. Estos correos obran en mi poder. El teléfono del testigo “D” es el XXXXXXXXX, y está dispuesto a ratificarse ante la Fiscalía en condiciones de anonimato ya que reside en la comarca y teme represalias.
Han pasado más de dos semanas desde el último ataque que perpetró el lobo solitario cerca de Perdiguera. Todo apunta que la manada de los cuatro lobos ha sido finalmente aniquilada, en secreto.  El lobo ibérico es una especie protegida y su caza no está permitida.

Solicitamos  la intervención de esa Fiscalía de Medio Ambiente de Zaragoza para descubrir al autor o autores de la muerte de los cuatro lobos que campaban por la Sierra de Alcubierre.



10 de agosto de 2017
Jesús Vallés Gracia

2 comentarios:

  1. Como vas a denunciar algo que no sabes si a ocurrido?

    ResponderEliminar
  2. Eso lo determinaran el SEPRONA y la Fiscalia de Medio Ambiente.

    ResponderEliminar